Index . . Oba . 1 . 2 . .

amo . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . 15 . 16 . 17 .

aide, aidego, eidos primigenio, pariente

La identidad tiene un solo cimiento: sus afectos.
Todo lo demás, accesorio.
Y de los primeros, su eternidad garantizada en toda clase de fortunas e infortunios. Que no sólo toca lo existencial, sino en particular lo más hondo del carácter, el tesón, la perseverancia y la pasión, generando toda clase de locuras.

Que un día se develan mucho más allá de los límites que la cordura tiene.

Su fuente, el ombligo por donde se alimenta y a cuyo origen conduce, será siempre la identidad, entendida desde el más radical de los parentescos.
Atrás quedan lejos, los parecidos y las ideas. Mucho mas atrás, los horizontes continentales de los mass media.

A esta fuente de gracias se pueden referir sentimientos y dones. Y atisbar su permanente cercanía.
Estas sospechas persiguen los vascos.
El 40% de las personas que concurren diariamente a los centros mormones de estudios familiares para rastrear en sus orígenes, son vascos. Que un día descubren a los suyos viviendo en ancestral terruño con extrema sencillez.
Emocionan las páginas que Guillermo von Humboldt regalara en 1799 a este pueblo.

Los vascos, en la opinión de Wilhelm von Humboldt

"Los vascos, sobre todo los del lado de España, no son meramente pobres pastores de montaña o absolutamente siervos oprimidos.

Constituyen un pueblo dedicado a la labranza, navegación y comercio, y no carecen del bienestar corporal, sin el cual es imposible la prosperidad moral. Tienen una organización libre, deliberaciones públicas ordinariamente en la lengua del país, así pues, un interés común, que atañe a cada uno y para el que puede actuar.

Animados de un entusiasmo por su país y su nación, quizás sorprendente a los ojos de más de un extranjero, permanecen fieles a su patria de buen grado aun los hacendados, aun los que reciben títulos honoríficos de Castilla, o que han ejercido cargos de principalía, y en su patria viven necesariamente en una muy grande comunidad con la masa del pueblo, pues no pueden eximirse de las costumbres y de la lengua de éste.
También tiene que ser visible a todo viajero en la fisonomía del país y de los hombres, que en las provincias vascas el pueblo posee mas educación natural, y las personas de distinción mas popularidad que en las vecinas España y Francia.

Les caracteriza idioma, organización, costumbres, fisonomía y todo lo que les rodea, sin exceptuar el aspecto de su país, como estirpe pura y separada.
Su peculiaridad, profundamente entretejida en él, es completamente independiente de causas exteriores y casuales; no conoce ni cerca, ni lejos, una estirpe hermanada, sino que está en su isla. Lo que se llama puro carácter de pueblo y cómo se origina, en ninguna parte se puede, por tanto, examinar mejor que en él".

"Pasé dos meses felices, parte en el país vasco español, parte en el país vasco francés, y siempre he de considerar esta primavera transcurrida en las orillas del golfo de Vizcaya, como una de las más hermosas de mi vida. Aunque el único fruto de mi viaje fuera lo que aprendí de él, me tendría ya por bastante remunerado.
Pero ¡cuántos y cuán diversos otros goces me estaban, sin embargo, reservados en los deliciosos valles de la costa de Guipúzcua y Vizcaya, entre los hospitalarios y honrados vascongados, entre los despiertos y nobles vasco franceses!
No puedo lisonjearme de que logre bosquejar un retrato de la nación vasca, que iguale a la imagen que de ella se ha grabado para siempre en mi alma.

Si así fuera, empero y aunque sólo en parte lo consiguiese, me tendría por más que doblemente pagado de todas las fatigas que he tenido que vencer, sobre todo en el estudio de la lengua, muchas por mí mismo; porque habría conseguido entonces a la vez erigirle un monumento, aunque poco digno de ella, sin embargo conforme a los sentimientos de respeto y amor, que en tal alto grado me ha inspirado"

Reiseskizzen aus Biscaya 1799
es el título de esta obra de Wilhelm von Humboldt (1767-1835).

En castellano: Bocetos de un viaje a través del país vasco, traducidos por Miguel de Unamuno en 1889.

Alrededor del fenómeno social también merecen relectura las páginas de Humboldt:

"¿No alcanzará la civilización de nuevo un punto en que cabalmente sea tan necesario encerrar imaginación y sentimiento en un círculo estrecho, como conducir el entendimiento a una amplia esfera, para conservarle el carácter, el calor y fuerza, sin los que nada puede fructificar en él?"

"También en la cultura más superior hay innegablemente un punto, en que las más delicadas conmociones de la sensibilidad refinada vuelven por si mismas a los sencillos rebosamientos del sentimiento natural y en una nación verdaderamente cultivada los individuos de educación mas esmerada están en contacto continuo y recíproco con la parte sencilla, pero sana, del pueblo".

"En cuanto una lengua alcanza formación literaria y científica, se las arranca de las manos del pueblo y rara vez gana luego en energía o riqueza. Pues siempre recibe un sello más sensible y variado en el uso del pueblo, que en el del escritor; debe haber servido primero en la boca de un pueblo fuerte y ampliamente extendido (del que es propiedad primitiva) para expresión de las necesidades más inmediatas, de las sensaciones más naturales, de la fantasía más infantil, hasta de las pasiones más rudas, antes de que pueda hacerse capaz, por vivacidad, vigor y profundidad en generaciones ulteriores más refinadas, para el empleo espiritual mas elevado".

"El hombre está destinado a perfeccionarse socialmente; cada uno debe siempre agregarse a una masa y todo lo humano se toca a la vez en la sencillez de la naturaleza y en el más supremo florecimiento de la perfección educativa. Sin un carácter popular decidido, firme y vigoroso, en balde será esperar, por tanto, ni en la más fina educación de una nación, verdad, fortaleza y cumplimiento del deber. Pero cuanto más inmensa la distancia entre el pueblo y las clases ilustradas de la nación, tanto más rara se hace también la aparición de caracteres populares. De aquí que, si se los quiere ver todavía hoy en actividad despierta y viva, se tiene que ir, precisamente apartándose de la cultura, a regiones en las que ésta ha penetrado poco todavía".

"Pero en los vascos concurren además varias circunstancias para hacer el fenómeno más sorprendente e instructivo".

 

Estas profundas reflexiones del gran filólogo alemán, primer rector de la Universidad de Berlín, resaltan por su afectividad. Sin duda, la identidad tremenda de ese pueblo lo atrapó.

Qué diría si tuviera a mano la comprobación más profunda realizada en conjunto por la Universidad de Pavía y el Standford Genome Technology Center, de Palo Alto, California.
La investigación recién publicada por la Science Magazine (Nov/00. Vol 290), refiere de la presencia del pueblo vasco en su terruño hace ya 40.000 años; soportando durante 8.000 años la última glaciación, cuando enormes moles de hielo de la altura de montañas, cubrieron casi toda Europa. Los primitivos europeos paleolíticos retrocedieron.
A los vascos, la glaciación los arrinconó en tan sufrida como resistida supervivencia.

En sus genes quedaron para siempre marcas de la separación y el aislamiento en que vivieron durante los larguísimos años de la glaciación.
Cuando el hielo se derritió, las tribus paleolíticas que habían migrado al entonces fértil Sahara, volvieron a expandirse por la actual Europa.

La frecuencia del paquete genético más antiguo, (hablotipo Eu 18) es muchísimo más alta entre los vascos que entre ningún otro pueblo de Europa. El tercer paquete genético mas antiguo, tiene tan sólo 8.000 años, y llega a través de Cerdeña.

¿Es ésto un "ismo", un nacionalismo, un idealismo, un globalismo, un fanatismo; o es sin más "un pueblo"; PADRE entre los pueblos europeos!
¿Necesita ser hijo de otro pueblo? ¿O tiene carácter, tesón, perseverancia y pasión para bajar de cartel cualquier "ismo" que le endilguen?. ¿Necesitan poner bombas para recordar a sus vecinos que pudiera ser su padre?
O alcanza un poco de cultura y de sinceridad interior para dejarlo en paz sosteniendo como quiera su destino.
40.000 años en su terruño alcanzan y sobran para respetarlo.

¿Qué toca a los argentinos de ellos? Que con rascar un poco, tan sólo un poco, no menos del 15% por ciento pudieran descubrir sin mayor esfuerzo, tienen sangre de ellos.

De lo que han aportado a la cultura, pregunten a los jesuitas.
A América?: revisen en las cartografías los nombres vascos.
A las letras?: acaban de editar un listado de 13.000 autores vascos.
A su sociedad, a su carácter, a su hogar? pregunten a Humboldt.
Al heroísmo, al trabajo, al deporte? basta saber distinguir un nombre vasco.
Que son orgullosos. ¿Y qué quieres que sea el Ego de un pueblo clavado en un rincón del planeta durante 40.000 años?
¿Imaginas la autoestima que cabe?
¿A qué fastidiarlos?
Si quieres saber, qué pudiera encerrar el "cuerpo oscuro" de Ego más profundo, estudia a este pueblo.

Francisco Javier
de Eitzaga Amorrortu

Todo ensayo de educación que no mantiene viva la influencia de la mera naturaleza misma en tanto cuánto ésto pueda ser, cosa es mal aprendida.

Hasta ahora siempre se ha pensado más en desembarazarse sólo de las dificultades que opone la disparidad, que en utilizar lo bueno que consigo trae la peculiaridad.

Humboldt (traducción Unamuno)

 

Index . . Oba . 1 . 2 . . amo . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . 15 .